Permítame dudar

¿Hay palabras que no existen?

Las alverjas sólo existen en boca de los campesinos que las siembran. Eso sí, en el diccionario, junto a la foto gris de una pepa que ni siquiera se adivina verde, existen las arvejas.

Las alverjas no existen, así como no existen los campesinos que las nombran. Como no existen las gentes de esos países donde se habla tan mal el español, como no existen los barrios donde los malhablados te taladran los oídos con su vulgar forma de usar las palabras que no existen.

Las arvejas existen porque lo dice el diccionario, ese pesado libro que enumera todo lo que se considera admisible y aplasta la fealdad de las palabras silvestres, esas que denuncian la vida que crece en las periferias, en las grietas del concreto y en las gargantas de toda la gente que no existe.

1 comentario en “¿Hay palabras que no existen?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s