¿Sí o no?

A veces la duda es sólo un trámite, un rodeo en el que ganamos tiempo para meditar las posibles técnicas para lanzarse al vacío, para romper todo, para intentar empezar.

Sólo un simulacro de la prudencia, una ilusión de la responsabilidad, un atenuante de la alevosía, una torpe forma de disimular el calor de la sangre que nos lleva inevitablemente hasta el final.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: