Permítame dudar

Efímero

Ese poema que habla de vos podría leerlo todo el tiempo. Podría comer de él del amanecer hasta el amanecer. Podría restregármelo por el cuerpo hasta tener una costra de sangre y tinta negra en la piel, pero ni aún entonces sería eterno.

Ese poema que sos vos me hace también poesía. Me hace un poco guerrera y un poco bala perdida. Me hace brutalmente mitológica y cierta, nos hace eternos, pero sólo durante el infame segundo que dura la vida de un verso.

Foto gracias a : Jesús García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s