Permítame dudar

Superstición I

Volví a prender la luz
para escribir este poema,
con su superstición
de mensaje en la botella
de avioncito de papel.

Hay una mujer dentro de mí
que apaga las luces
que cierra las puertas
que llama al orden desde adentro
que elige el silencio.

Pero también hay otro ser
otro que ni siquiera es cuerpo
que parece más viento
un espectro que
despeina
desinventa
despinta
desdice
desencuentra
que prefiere irse dejando la puerta abierta
la barca con las anclas levadas
vulnerable
a la tempestad y a la marejada
a la superstición
del mensaje en la botella
del avioncito de papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s