Permítame dudar

Mía

A esta rabia que me hierve en el cuerpo no te daré el lujo de llamarla por tu nombre. No mancharé con las letras sucias de tu recuerdo este fervor que me estalla adentro,
esta fuerza,
este ímpetu nuevo,
estas rabiosas ganas de ser quien soy.
 
Este dolor que me rompe, estas lágrimas que me surcan, no te pertenecen. Ni siquiera las merece tu sonrisa en las memorias de los mejores días.
Estas lágrimas que me liberan,
me refundan,
me fortalecen,
son nada más que mías.
Y yo, soy todo, todo y más de lo que fui con vos.

1 comentario en “Mía”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s